Estor o cortina. ¿Cuál es la principal diferencia?

Publicado en por Kaaten

Estor o cortina. ¿Cuál es la principal diferencia?

Definitivamente, solo hay una cosa que pueda darle un estilo distinto a una habitación: cortinas nuevas. Si ya es cierto que existe un debate en decoración sobre si escoger entre un tejido con mucha caída o apostar por uno más vaporoso, ahora hay que sumarle un nuevo elemento a la ecuación, los estores.

Hablamos de sus diferencias clave para que decidas cómo decorar tu hogar.

Elijas el tratamiento para tu ventana que elijas, los estores y cortinas siguen siendo un punto indispensable, imprescindible y siempre actual en una casa. Así que, de partida, siempre acertarás.

Estamos convencidos que deberás decidir entre tu yo interiorista que se decanta por motivos estampados y colores saturados en una cortina tradicional o tu yo pragmático que ve en el estor, una solución moderna y cómoda.

Hoy te explicamos la principal diferencia y está en la forma que tiene la tela en recogerse y hacer entrar la luz del sol a tu hogar. Mientras las cortinas tradicionales, se abren desde el centro y se recogen hacia los laterales, los estores lo hacen de forma vertical.

Por último, el uso de una u otro depende también de su ubicación. Por ejemplo, un gran ventanal central en un salón clásico, la cortina tradicional será su mejor aliada. Un despacho con una fuerte entrada de luz, lo ideal es un estor de un tejido screen que permita su filtrado, pero no refleje en la pantalla del ordenador.

Lo último es la longitud, en cortinas tradicionales las telas suelen llegar hasta el suelo, en caso de los estores, lo más común es que llegue hasta el inferior de la ventana.

Elijas el tratamiento para tu ventana que elijas, en Kaaten podrás diseñar y encontrar la cortina y estor que pondrán la guinda en el estilo de tu hogar.