Cortinas blancas para un despacho en casa o espacio de trabajo perfecto

0 comentarios / Publicado en por Kaaten Admin

Cortinas blancas para un despacho en casa o espacio de trabajo perfecto

Con la llegada del coronavirus se han impuesto muchos cambios en nuestras vidas, empezando por el aspecto laboral. Cada vez es más común el concepto de teletrabajo, es decir, trabajar desde casa sin necesidad de ir a la oficina. Esto es una posibilidad que muchos de los que trabajan en el sector servicios pueden hacer actualmente. Para adecuar la casa al trabajo, es importante tener en cuenta factores decorativos como las cortinas blancas. Estas partes pueden ser muy importantes en la búsqueda de un entorno cómodo y estimulante al mismo tiempo.

hombre-en-despacho-en-casa-con-cortinas-blancas

Adaptando el despacho en casa con cortinas blancas

Muchos buscan imitar el ambiente que tenían en la oficina, recreando algunos colores o colocando su mesa de trabajo con una disposición especial. Sin embargo, aquí entra en cuenta un factor importante, y es que no todos los despachos están bien acondicionados para el trabajo. Quizás la luz es demasiado cálida o, por el contrario, demasiado aséptica. Buscamos una decoración que nos haga sentir bien en casa y que además nos estimule.


Una forma de mantener esta neutralidad entre puro espacio de trabajo y entorno familiar, es elegir cortinas blancas. Es un accesorio bastante común en las empresas, pero que no desentona en la decoración de un salón o un dormitorio.

Las cortinas blancas y sus beneficios en el espacio de trabajo

A la hora de regular la entrada de luz y la privacidad en una estancia, se nos vienen a la cabeza dos elementos, los estores y las cortinas. Podrás encontrar ambos en nuestra web, pero debes pensar antes qué es lo que más te conviene en tu caso. Los estores enrollables permiten ajustar la entrada de luz de forma muy específica, usando su regulador. Sin embargo, su aspecto pesado puede parecer poco fluido. Su tejido suele ser más grueso que el de las cortinas, una de sus principales diferencias. 

Las cortinas blancas también permiten disminuir la entrada de luz, aunque de forma menos drástica. En nuestro catálogo contamos con cortinas de tela que tienen un mayor grado de translucidez. Esto puede aportar un tono cálido muy demandado por los aficionados al estilo decorativo de tipo nórdico.

Este tipo de cortinas te permitirán no solo que pase la luz cuando te interese, sino también la brisa. Es importante contar con un espacio de trabajo iluminado y ventilado. Estos modelos son ideales, ya que si no hubiera cortinas, sería más complicado tomarse esta zona como un espacio de trabajo. Hacer un despacho en casa requiere de decisiones a nivel estético, pero también a nivel funcional. El lugar debe ser cómodo, pero sin provocar distracciones o relajaciones excesivas. 

Es importante colocar la cortina con una abertura determinada al empezar la jornada. Esto es debido a que las constantes modificaciones pueden distraerte. Es también fundamental que haya una distancia entre la mesa o espacio de trabajo y la cortina. Esto evita que esta te estorbe si hace viento, por ejemplo.

chica-trabajando-desde-casa-en-despacho-con-cortinas-blancas

Combinar este tipo de cortinas

Al emplear un tono muy neutro como el blanco, no te costará que encaje con el resto de la decoración. Para lugares que no están excesivamente decorados, se recomienda añadir otros elementos textiles de color blanco, como cojines, cobertores de sillas o manteles. Así mantenemos una coherencia estilística y se observa como la cortina está acompañada por otros elementos.

En general, notarás como la cortina se adapta fácilmente a casa, como si llevara semanas allí puesta. No te costará nada adaptarte a ella y pronto te sentirás como si estuvieras en la oficina, con esa decoración minimalista y sencilla que siempre has querido. Las cortinas blancas aportan paz y relajación también.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de publicar