Separar estancias con paneles japoneses

Separar estancias con paneles japoneses

¿Estás deseando redistribuir un espacio, pero no quieres meterte en obras? Calma, te enseñamos a separar estancias con paneles japoneses… ¡no puede ser más fácil ni más bonito!

Cambiamos los muebles de sitio, ponemos cuadros, alfombras o incluso pintamos las paredes de otro tono, pero hay un punto en el que nos podemos llegar a encontrar insatisfechos con el resultado final. Hagamos lo que hagamos.

Ese punto muerto parece que sólo se puede resolver haciendo algo mucho más drástico: redistribuyendo el espacio mediante tabiques.

¿De verdad quieres hacer una obra?

Piénsalo por un momento en frío. Esto va a suponer, en primer lugar, un presupuesto considerable. Poner paredes no es una obra menor, así que vas a necesitar un proyecto, pedir la licencia correspondiente y pagar a la empresa o los obreros que se vayan a encargar. Dinero y tiempo que, además, está sujeto a imprevistos que hacen que ambas cosas se puedan ir incrementando

Por no hablar de las molestias que nos causa tener a los obreros metidos en casa, ruidos, polvo, falta de intimidad… vamos, todo lo que conlleva una reforma.

No hace falta darle más vueltas: hacer obras es un engorro, a veces no queda más remedio, pero no por ello deja de ser un motivo de estrés.

Paneles japoneses para separar estancias

Tenemos claro que no queremos hacer una reforma, pero también que no vamos a renunciar a conseguir una nueva distribución del espacio. La solución son los paneles japoneses.

Los paneles japoneses son esa alternativa liviana a los tabiques de obra. Toman su inspiración de los paneles móviles de separación fabricados en bambú y papel que pueden encontrarse en la mayoría de los edificios nipones (especialmente en las viviendas).

Ya sabes que en Japón llevan al máximo nivel la practicidad y la estética, si a esto le sumamos que sus construcciones suelen ser ligeras y que las habitaciones tienen un carácter funcional, cualquier tendencia que venga del país del sol naciente, debería ser vista con atención.

Son minimalistas, estéticamente muy bonitos y mucho más prácticos que poner una pared. Digamos que es una solución menos definitiva, puesto que, si queremos recuperar la distribución original, tampoco tendremos que volver a recurrir a los obreros (y el destrozo de una demolición, es considerablemente peor que el de una construcción).

Y es que, los paneles japoneses formados por paños superpuestos, se colocan en unos rieles que tienen una instalación mínima, prácticamente nula. Por lo tanto, se retiran con la misma sencillez y sin estropear paredes ni techos.

Los paneles japoneses Kaaten

Bien, entremos en materia con lo que tenemos en Kaaten para ti. Te invitamos a que visites nuestra sección de paneles japoneses y las cuatro líneas que trabajamos:

Paneles Screen 

Este tipo de tejido técnico, tiene varias características que lo hacen muy interesante. Principalmente su equilibrio entre protección de la radiación solar y visibilidad, pero también contribuyen al aislamiento térmico para que las facturas de electricidad y gas sean más llevaderas.

Los paneles japoneses Screen, cuentan con varios niveles de apertura (desde el 1% del modelo 351 al 14% del modelo 314).

En el caso de querer utilizarlos para separar estancias, probablemente te interesen más los grados de apertura inferiores, esto hace que sean más tupidos. Aunque si no quieres bloquear tanta luz, ya has visto que tienes alternativas.

Paneles japoneses translúcidos          

Para jugar aún más con la luminosidad de las estancias, puedes optar por los paneles confeccionados con tejidos translúcidos. El filtrado de la luz le da una personalidad propia a cada habitación y, además, están disponibles en varios colores.

Del blanco, crema o gris para proyectar sensación de limpieza y minimalismo, a tonos más intensos y atrevidos como los verdes, azules o rosas. Un aliado ideal para dotar de estilo a tu hogar.

Paneles japoneses opacos

Esta es la sensación más similar a la de colocar una tabique; ofrecen una gran privacidad y son capaces de bloquear, cuando lo deseemos, la iluminación del sol. 

A nuestro entender, son perderos para habitaciones en las que la luz solar es molesta en determinadas circunstancias y horarios. La ventaja es que podemos cerrar para, por ejemplo, ver la televisión sin que nos ciegue el reflejo de un ventanal, pero abrir cuando el sol sea más agradable.

Paneles japoneses estampados

Demos un paso más allá en la decoración y añadamos los paneles estampados. Separa los ambientes incluyendo patrones que recuerdan al mármol, con líneas o bandas y motivos geométricos

Esto multiplica las opciones dentro del interiorismo, seguro que se te ocurre una combinación ideal para tu proyecto.

Por cierto: os recordamos que nuestros productos están fabricados en España y los hacemos a medida si es necesario. Infórmate sin compromiso.   

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.