Decoración de otoño para tu hogar

0 comentarios / Publicado en por Kaaten Admin

Decoración de otoño para tu hogar


Llega el cambio de estación y con este la posibilidad de realizar la decoración de otoño en nuestra casa. Buscamos adaptar no solo el estilo, sino también la funcionalidad de los distintos elementos. Con las bajas temperaturas hay estancias, como las exteriores, que pierden peso en beneficio de otras. Esto quiere decir que tenemos que centrarnos especialmente en estas estancias acogedoras y añadir tejidos agradables, colores cálidos y mucho más.

No es necesario invertir demasiado para conseguir resultados. Algunos elementos decorativos y un cambio de planteamiento general serán suficientes para que la casa se vea totalmente distinta.

¿Es necesario invertir mucho?


La verdad es que no. En este artículo no vamos a hablar de grandes cambios ni de adquisiciones costosas, sino de retoques estéticos que pueden ayudarte a adaptar tu casa al otoño. Además, esta decoración debe permanecer no solo durante el otoño, sino hasta que acaben los meses fríos. La decoración de una casa también sigue unos patrones y está relacionada con el ambiente exterior y la temperatura. Por este motivo es muy importante adaptar la decoración a la estación vigente.

Algunos consejos de decoración otoñal

como-decorar-tu-casa-para-el-otono

Vamos a evaluar algunas ideas que pueden ser muy útiles, para dar un gran efecto con muy poco, en la decoración de tu hogar. Todo lo que necesitas saber está aquí.

 Cuadros en otoño

Esta temporada viene cargada de estampados cálidos para el hogar. Sin embargo, son los cuadros los que reinan un año más en mantas, alfombras, cortinas, cojines, etc. Contágiate de este estampado y utilízalo con gusto en tu vivienda. Dentro de este mismo estampado encontrarás una amplia variedad de colores, para adaptarte al ambiente.

Aspecto maderero

Esta época del año es muy acogedora y un poco más cálida que el invierno, por lo que es cuando empieza a apetecer quedarse en casa. Para que tu experiencia casera sea perfecta, no olvides incluir materiales cálidos a tu alrededor. Hablamos de madera, corcho, lana, etc. Estos materiales transmiten sensación de calor y también buenas vibraciones.

Cambia las cortinas

Hemos mencionado algunos elementos textiles previamente, pero las cortinas suelen ser las grandes olvidadas. La mayoría de personas utilizan las mismas todo el año, aunque recomendamos cambiarlas al menos una vez, es decir, tener un juego para los meses fríos y otro para los cálidos. El cambio debe consistir a nivel funcional en retirar las cortinas de tela de lino, que son más ligeras, y sustituirlas por otras con una textura más gruesa. Combate así el frío y regula la temperatura en la estancia.

Mantas agradables para el otoño

Las típicas mantas finitas que cubren el sofá y a la vez abrigan, dan paso a una versión aún más cálida. La manta puede ser de lana o algodón y será especialmente agradable cuando te tomes tu tiempo de descanso en el sofá. Sobre todo, cuando te decantes por un rato de lectura o de televisión. Lo ideal es contar con textiles suaves y pulidos que puedan encajar con la propia decoración del sofá, los cojines o las cortinas cercanas.

En este sentido, tener un sofá con un color neutro puede ser muy útil a la hora de decorar los elementos a su alrededor.

Abriga también los asientos

No se trata solo de colocar mantas en los sofás, sino también de hacerlo en las distintas butacas y asientos de las estancias principales. El frío puede notarse cuando usamos una silla que no tiene cojín, por lo que asegúrate de que todas están acomodadas de esta manera. Hay materiales que retienen mejor que otros la temperatura y por tanto no necesitan tantos elementos textiles. La madera, por ejemplo, transmite más calor que el metal. 

Puedes colocar un sencillo cojín en el asiento u optar por la costumbre nórdica de instalar una manta de grandes dimensiones que la persona pueda utilizar a su antojo.

Colores

Sin duda, las tonalidades son algunos de los aspectos más importantes a la hora de cambiar la decoración. La buena noticia es que no necesitas mucho para que este nuevo concepto se note, solo añadir algunas piezas textiles, principalmente. Hablamos de tonos como el color caldera, el color teja, tonos marrones, ocre, etc. Son colores que recuerdan a la naturaleza y a lo orgánico, por lo que nos hacen sentir resguardados y a la vez en contacto con el exterior.

Además, los tonos neutros son el aliado perfecto de este tipo de colores, ya que encajan sin hacer apenas esfuerzo. Llega el otoño y colores como el gris o el blanco sirven para dar estabilidad al resto de aportaciones cromáticas. De esta manera, puedes utilizar estos tonos más apagados para los elementos principales y los tonos más otoñales que mencionábamos antes para los detalles.

Estas son las claves de la decoración de otoño de esta temporada. Te recomendamos utilizarlas para disfrutar de una casa más cálida y acogedora.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se verifican antes de publicar